Nuestro blog oficial de instalación

instalacion

22 agosto 2016, 8:00 am


La eficiencia energética se tuvo en cuenta al construir la Alhambra

En contra de lo que puede parecer, preocuparse por la ‘eficiencia energética’ de los edificios no es algo exclusivo de nuestros días, sino que los constructores de hace varios siglos era algo que tenían muy en cuenta.

Casas blancas de gruesos muros de piedra en pueblos de varios siglos de antigüedad, donde el clima es cálido, o monumentos como la Alhambra son pruebas de ello.

De hecho, recientemente dentro del Proyecto Sonbio, se han publicado las conclusiones de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) sobre el patrimonio sonoro y energético de la Alhambra. Resulta llamativo comprobar que, en opinión de estos investigadores, la Alhambra tiene una eficiencia energética propia de una ‘ciudad inteligente’ pero de la época medieval.

Al parecer, el complejo nazarí cuenta con un microclima propio para sus zonas y estancias. “Se han constatado oscilaciones térmicas de más de diez grados en un mismo día y hora en diferentes zonas”, explica Diego Pablo Ruiz –en declaraciones recogidas por Europa Press-, investigador del Departamento de Física Aplicada de la UGR y coordinador del proyecto.

 

Eficiencia energética en la Alhambra de Granada

¿Qué elementos contribuyen a la eficiencia energética de la Alhambra?

Estos son algunos de los elementos que contribuyen a la eficiencia energética de la Alhambra:

Control bioclimático

Los patios son un elemento fundamental. Generan un clima y control bioclimático en las estancias que los rodean. De ese modo se logra proporcionar a las habitaciones confort térmico y sensación agradable en las diferentes épocas del año.

Aire acondicionado ‘natural’

Los preciosos techos de las salas de la Alhambra no son solo un elemento estético/ decorativo, sino también práctico. Un ejemplo de ello son los techos de la Sala de Dos Hermanas.

Depuración de agua

Las albercas, además de adornar las estancias, también podrían haber actuado como sistema de depuración de agua.

Muros aislantes

Los investigadores han querido comprobar la transmitancia térmica de los muros de la Alhambra (capacidad aislante de un elemento constructivo particular formado por una o más capas de materiales). Así, por ejemplo, se ha podido saber que los tapiales (muros), se rellenaban con argamasa (cal, agua, arena y piedras pequeñas) o con tierra y mortero de cal.

La forma en la que se construyeron los muros del complejo muestran que, a pesar de que la Alhambra se construyó hace más de siete siglos, cumplía constantemente con unos altos índices de eficiencia energética.  De hecho, los investigadores aseguran que si se compara la Alhambra con las técnicas de construcción y los materiales más modernos de la actualidad, sus muros mantienen una eficiencia energética aún superior a muchas construcciones actuales.

Análisis termográfico de la Sala dos Hermanas

Análisis termográfico de la Sala dos Hermanas (fuente: UGR)

¿Por qué estudiar el sonido?

Además de la energía, el sonido es otro parámetro fundamental para alcanzar el confort ambiental, por ello ha sido uno de los puntos principales a analizar en la investigación.

La investigación analizó el paisaje sonoro de la Alhambra, desarrollando una metodología basada en la percepción de los sonidos para evaluar su calidad sonora. Las principales conclusiones al respecto son que:

  • Predominan tres tipos de sonidos en la Alhambra: el agua, las aves y las personas (visitantes), aunque se identifican hasta 15 tipos de sonidos diferentes.
  • De los tres tipos de sonidos predominantes, el agua es el que está más asociado a este monumento.
  • Los sonidos ‘naturales’ contribuyen a crear un ambiente agradable y relajante para las personas.
  • En cambio, la presencia de aglomeraciones que aumentan el ruido de la gente implica un descenso en la calidad del paisaje sonoro.

Sobre el estudio

Los investigadores responsables de este estudio han determinado que la Alhambra es un edificio ‘inteligente’, con su propio sistema de climatización y mapa sonoro. El estudio ha analizado las siguientes áreas:

  • Entorno térmico o climático
  • Mapa termográfico e higrométrico (el primero que se realiza en el monumento)
  • Análisis termográfico
  • Transmitancia térmica
  • Simulación térmica

El estudio se puede consultar en http://lamadraza.ugr.es/wp-content/uploads/2016/05/ACT-10112015.pdf

Las conclusiones de este estudio podrían tener una aplicación práctica ya que a partir de él se podría proponer una herramienta a los visitantes para planificar las visitas con la siguiente información:

  • Mapa con indicadores ambientales y sonoros
  • Planificación de visitas bioclimáticas y sostenibles

Igualmente, el contenido de la investigación podría ser un material de divulgación interesante que difundir en visitas educativas y escolares.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes